Un “cau” de sorpreses

Molt a prop de la població des Castell, trobem la Cala Sant Esteve.

Sense hotels, la cala encara té un caire tranquil i  seré, fantàstic fora de temporada.

P1090871b

Racó de Sant Esteve

Aquí trobem el Fort  Marlborough (excavat a la roca), una visita ineludible per conèixer una mica més de la nostra història i on podem gaudir d’un muntatge audiovisual interessant (actualment però s’està restaurant i està tancat); també podrem veure embarcadors; caminar un tram del camí de cavalls que ens porta fins a Alcaufar; visitar la torre de defensa d’en Penjat;  veure la bocana del port de Maó; la costa retallada a la roca, …

Aquesta cala va tenir un paper molt important a la nostra història, ja que sent el punt d’entrada al port de Maó, va ser un lloc estratègic per defensar l’illa de les diferents civilitzacions que la cobdiciaven.

P1090919

Torre d’en Penjat

Entre el 1710 i el 1716 els britànics van construir amb aquesta intenció defensiva, el Fort Marlborough, nomenat així pel duc de Marlborough molt conegut popularment com Mambrú.

A l’altra banda hi trobem  el Castell de San Felip, construït als voltants del 1554 i demolit definitivament (va patir varies reconstruccions i dues demolicions) el 1803 pels espanyols, però del que encara es poden visitar algunes de les seves fantàstiques galeries subterrànies, que van arribar a tenir més de 8 km de llargària.

Just al fons  de la cala comença el tram del camí de cavalls; és un tram molt bonic, que si bé al principi té una pujada marcada, després es quasi pla. Aquí descobrirem un camí tranquil, envoltat en gran part de paret seca. Si anem cap a Cala Alcaufar, al poc de començar trobarem un camí a la nostra esquerra que ens porta a la torre d’en Penjat. Va ser restaurada el 1989 així que es troba en  bon estat i, de moment, es pot visitar de forma gratuïta, o sigui, és lliure, el que significa que hem de tenir molta cura per no malbaratar res del que veiem, toquem o trepitgem.  Des de la part de dalt de la torre tenim una panoràmica excel·lent de la mar i del entorn.

P1090891

El paisatge que ha deixat la extracció de pedra que es va dur a terme per a la construcció del fort i del castell, és ben curiós.

L’extracció de pedres que es va fer per poder construir el fort i el castell,  ha deixat empremtes ben visibles  als voltants de la cala, amb formes força curioses.

Aquí la petita platja es de còdols, però també es pot fer un bany a les piscines artificials d’aigua de mar que hi han, tot i que convé assabentar-nos abans si les condicions són les idònies per fer-ho.

Algunes casetes d’esbarjo i/o d’estiueig es van construir just a la vora de l’aigua. Altres han quedat envoltades de noves construccions i confereixen a l’entorn  un caire molt peculiar.

 Si visiteu la cala, aparqueu el cotxe i camineu. Teniu dos aparcaments, el primer abans d’endinsar-nos a la cala des de on es pot baixar  a peu per un caminet entre arbres i barreres de fusta, i l’altre al final de la cala, on s’acaba la carretera. Gaudiu de caminar pas a pas i mireu el vostre entorn: la gent del lloc, la formació de les roques, la torre defensiva, el fort, les casetes d’esbarjo, el castell, els raconets amagats, ….

Tot  en aquesta cala, demana ser  caminat pas a pas …. és, en resum, un cau de sorpreses.

 * * * * * * * * * * * *

Cerca de la población de Es Castell, se encuentra la Cala de Sant Esteve.

Sin hoteles, la cala todavía ofrece un entorno tranquilo y sereno; fantástico fuera de temporada.

P1100003

Cases “fregant” el mar

Aquí encontramos el Fuerte Marlborough (excavado en la roca) y cuya visita es ineludible para saber un poco más de nuestra historia, dónde además, podremos disfrutar de un montaje audiovisual interesante (actualmente se está restaurando y permanece cerrado); también podemos ver los pequeños embarcaderos; caminar por uno de los tramos del Camí de Cavalls que nos lleva hasta Alcaufar; visitar la torre de defensa d’en Penjat; ver la bocana del puerto de Maó; la costa recortada en la roca, …

Esta cala jugó un papel muy importante en nuestra historia, ya que siendo el punto de entrada al puerto de Mahón, se convirtió en lugar estratégico para defender la isla de las diferentes potencias que la codiciaron.

P1090886

Aunque podría parecernos una antigua torre de defensa o atalaya, es un horno de balas. Casi al lado parte uno de los caminos que nos lleva hacia la Torre d’en Penjat.

Entre 1710 i 1716 los británicos construyeron con esta intención defensiva, el Fuerte Marlborough, llamado así por el duque de Marlborough, más conocido popularmente como “Mambrú”.

Al otro lado de la cala encontramos el Castillo de San Felipe, construido hacia 1554 y demolido definitivamente (sufrió varias reconstrucciones y dos demoliciones) en 1803 por los españoles, pero del que todavía se pueden visitar algunas de sus fantásticas galerías subterráneas, que llegaron a tener más de 8 kilómetros de longitud.

P1090865

Entrada al Fuerte Marlgborough, excavado en la roca. Actualmente está cerrado por obras.

Justo en el fondo de la cala, cruza el camí de cavalls, que nos lleva hacia Alcaufar; es un tramo muy agradable que, si bien al principio muestra una pendiente marcada, al superar ésta el resto es casi llano. Descubriremos un sendero plácido, con pared seca en la mayoría de su recorrido. A poca distancia encontramos  un pequeño sendero a nuestra izquierda que nos lleva a la torre defensiva d’en Penjat. Fue restaurada en 1989 de modo que se encuentra en buen estado, y de momento, se puede visitar de forma gratuita, es decir, es de entrada libre, lo que significa que hemos de tener el máximo cuidado en no estropear lo que veamos, toquemos o pisemos. Desde la parte alta de la torre hay una excelente panorámica del mar y los alrededores.

La extracción de piedra que se llevó a cabo para la construcción del fuerte y la del castillo, ha dejado huellas bien visibles alrededor de la cala dibujando formas curiosas.

P1070347

Una de las muchas “bajadas” hacia el mar

Aquí la pequeña playa es de piedras, pero también se puede tomar un baño en las piscinas artificiales de agua de mar que hay, aunque antes conviene conocer si las condiciones para hacerlo son las idóneas.

Algunas casas de ocio y veraneo se construyeron justo sobre el agua. Otras han quedado encerradas entre nuevas construcciones y confieren al entorno un aire peculiar.

Si visitáis la cala, hay que aparcar el coche y andar.  Hay dos aparcamientos, uno justo antes de entrar en la cala, desde donde se puede bajar a pie por un camino, y el otro,  al final de la carretera. Hay que disfrutar del paseo, de conocer a la gente, de admirar la formación de las rocas, la torre d’en Penjat, el castillo, los pequeños rincones, ….

Todo en esta cala, pide ser andado paso a paso …, es en resumen, una “caja” de sorpresas.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Diferents trams del camí de cavalls per l’entorn de la cala
Diferentes tramos del camí de cavalls en los alrededores de la cala

Advertisements