Turismo alternativo

Menorca es, sin duda, la isla de las Baleares que mejor ha sabido preservarse de la agresión paisajística del turismo, ya que llegó relativamente tarde, lo que ha favorecido una extendida conciencia de conservación de la naturaleza y de sus recursos.

Alrededores de Addaia

Los espacios naturales y arquitectónicos se mantienen en buen estado de conservación. Los restos de las épocas pre-talayótica y talayótica continúan en pie, indiferentes al devenir de los siglos, para deleite de quien nos visita.

Naveta des Tudons

Distinguida y protegida bajo la figura de “Reserva de la Biosfera” por la UNESCO en 1993, cuenta con 19 áreas protegidas (ANEI),  que incluye una reserva marina en la parte Norte de la Isla, y un parque natural, la Albufera des Grau. El 43% de la superficie isleña es espacio protegido y considerado de especial interés.

Sus barrancos, auténticos microclimas húmedos protegidos del viento; sus valles y verdes prados, sus calas, sus playas, y las más de 30 islas e islotes que la rodean, (algunos con especies únicas y autóctonas), ya son razón suficiente para visitar Menorca.

Pero Menorca aún puede ofrecer mucho más al visitante que busca un modo alternativo de turismo. Dentro de su rico paisaje rural encontramos multitud de caminos que favorecen las actividades de senderismo, cicloturismo, y también, la equitación, costumbre muy arraigada en la isla.

La recuperación del antiguo “Camí de Cavalls” ofrece una oportunidad única de dar la vuelta a la isla bordeando la costa, conociendo barrancos, rincones, playas y calas, rodeados a menudo, de interminables muros de piedra seca “pared seca”, que se calcula tienen una extensión de 70.000 km. lineales.

Además del “Camí de Cavalls”, también existe una red de caminos rurales impulsada por muchos ayuntamientos, así como itinerarios culturales por las principales ciudades.

El turismo alternativo, ecológico o sostenible es aquél que deja la menor huella posible de su presencia, que no erosiona los parajes naturales, que respeta el entorno, la fauna y la flora; que conoce el lugar que visita y por tanto, conoce los valores que tiene y lo que va a encontrar en él; que hace un uso responsable de los recursos del lugar (agua, electricidad, …); que respeta el patrimonio artístico, histórico y cultural de la zona que visita; …

Ser un turista responsable es cuestión de sentido común

Los recursos naturales son, junto a los arqueológicos, los más importantes de la isla.

Menorca tiene 216 km de costa, donde podemos encontrar muy diferentes paisajes: calas, zonas dunares, barrancos, playas, arenales, cuevas, acantilados, … Destaca como montaña más alta de la isla Monte Toro, de tan sólo 357m de altitud, pero que permite en días claros, divisar prácticamente toda la isla; es además, centro espiritual de los menorquines. Otras montañas de interés son el “Puig de Santa Águeda”, que tiene restos de una fortaleza árabe, el “Puig de S’Enclusa” y el de “L’enzell”.

En los barrancos se concentra y conserva gran parte de la biodiversidad insular; son espectaculares los de Algendar y Trebalúger, pero existen muchos otros por descubrir, todos con sus singularidades peculiares.

Albufera des Grau

L’Albufera des Grau es la zona húmeda más importante de Menorca, es visitable y en su centro de recepción de visitantes podemos informarnos sobre los diferentes itinerarios que hay para recorrerlo.

En Menorca las playas son lo más demandado, y encontraremos desde las más cercanas a los núcleos urbanos que cuentan con todos los servicios, hasta playas recónditas en plena naturaleza donde no encontraremos ningún servicio, por lo que deberemos recoger la basura que generemos y llevarla con nosotros hasta el primer contenedor que encontremos.

Los puertos de Menorca son parajes realmente fascinantes. El puerto natural de Mahón es uno de los más grandes del mundo; el de Ciutadella tiene un encanto especial, casi medieval; el de Addaia se encuentra entre un paraje natural que hay que visitar y andar; el de Fornells está en una excepcional bahía que permite realizar muchas actividades acuáticas; el de Sanitja tiene el encanto de ser un puerto no urbano y encontrarse enclavado en medio de un bonito paraje con mucha historia. Otro pequeño puerto con encanto es el de Cales Fonts, en Es Castell.

Las canteras (pedreras) son espacios espectaculares, de extrañas formas producidas por la extracción de la piedra del marés, principal elemento constructivo en la isla desde tiempos remotos. Algunas de ellas se han habilitado para ser visitadas, y las de S’Hostal son especialmente conocidas por llevar a cabo conciertos y otras actividades en su interior.

Hay más de 30 islas e islotes rodeando Menorca, de ellas destacar la Isla del aire, la isla d’en Colom, la des Porros, la del Lazareto, en el puerto de Mahón, …

Puerto de Mahón (foto de Cati T.)

En el medio natural terrestre se ofrecen, y pueden llevarse a cabo, multitud de actividades: recorridos en BTT, cicloturismo (con o sin guía), senderismo, equitación, observación de la naturaleza, …

En el medio natural marino también se llevan a cabo actividades muy diversas como el buceo, snorkeling, piragüismo, kayac, windsurf, vela, …

A todas estas actividades que podemos realizar hay que añadirle las complementarias, no menos interesantes como son conocer la gastronomía de la isla, conocer la cultura e historia (visitar museos, centros de interpretación, conocer las fiestas patronales, conciertos de música, …) , conocer los parajes donde se han ubicado faros, torres y atalayas, … y sin duda alguna, conocer algunos de los más de mil monumentos arqueológicos que la isla nos ofrece. Algunos yacimientos arqueológicos son verdaderos tesoros que cuentan ya con más de 3000 años de historia. Son imperdibles.

Menorca ofrece pues, muchas opciones para el turismo sostenible, alternativo, natural y ecológico. Aunque a primera vista nos parezca que toda la isla es muy parecida y plana, cuando nos adentremos en ella, nos sorprenderá comprobar que es singularmente variada.

Si quieres más información sobre qué hacer, qué ver en Menorca, pulsa aquí.

Pulsa aquí para conocer  10 sencillas pautas para respetar el medio natural de Menorca.

Conoce el problema del agua en Menorca, y haz un uso responsable.

Otros artículos que te pueden interesar:

Advertisements