El problema del agua

Menorca es la isla más vieja de las Baleares, cuya historia geológica comenzó hace unos 410 millones de años.

La geología de las Baleares está relacionada con las sierras béticas, si bien Menorca ,a pesar de formar parte de este conjunto, tiene unas características peculiares (quizás por el hecho de ser el punto más marginal) que la diferencian del resto de islas. Esto ha provocado que exista una cierta inseguridad al atribuirle una determiniada “unidad”; de hecho en algunas publicaciones podemos leer que Menorca es independiente del sistema que da origen al resto de las islas del archipiélago balear.

Ànecs

Las zonas geológicas más antiguas son las que se encuentran situadas en la zona Norte, mientras que las que se encuentran en la zona Sur son algo más actuales, y son muy parecidas a las que podemos encontrar en las islas de Mallorca e Ibiza.

Se divide en dos mitades bien diferentes, la del norte o “Tramuntana” y la del sur o “Migjorn”.

La zona “d’es Migjorn” tiene una composición muy distinta a la del Norte, y por el tipo de composición de las rocas y del suelo de esta zona, es la que provee de agua a toda la isla , ya que es permeable. Esta zona también es conocida como los acuíferos d’es Migjorn.

El agua es un bien escaso en Menorca. Sus reservas, como ya hemos dicho, se encuentran en el subsuelo, y por tanto, provienen únicamente del agua de lluvia.

El agua presente en los acuíferos ha disminuido más de 7 metros en los últimos 20 años, a pesar de que los menorquines, en los últimos años, hemos sido capaces de consumir menos agua.

El agua depurada es una solución para que sea reutilizada para riego de zonas agrícolas, urbanas, campos de golf, limpieza de calles, etc, por tanto, las depuradoras son una opción muy interesante para nuestra isla.

La sostenibilidad de este recurso es uno de los problemas ambientales más preocupantes de Menorca.

El consumo agrario es una gran incógnita, dado el gran número existente de pozos en el medio rural y de su escaso control. Algunas estimaciones apuntan a que su consumo es igual o superior al volumen que demanda el uso urbano, incluído el turístico. Esto hace que se trabaje mucho en la concienciación en el sector agrario.

Pero no nos engañemos: el turismo es uno de los sectores que más demanda agua, y además, lo hace en plena temporada de verano. Del  casi millón de turistas que tenemos anualmente, más de 750.000 nos visita entre junio y septiembre. Los alojamientos hoteleros siguen siendo de los mayores demandantes de agua en todos los municipios.

Por el bien de este recurso tan escaso en la isla, voy a exponer algunas recomendaciones para reducir su consumo:

  • Ducharse en lugar de tomar un baño
  • No dejar correr el agua del grifo mientras no la usamos (mientras nos lavamos los dientes, nos afeitamos, lavamos la vajilla, etc.)
  • Un consumo responsable es lo más eficiente
  • Hay que revisar las instalaciones de agua para que no tengan pérdidas. Si estás alojado en un hotel ú hostal, solicita que lo reparen.
  • Si tienes jardín, no riegues en las horas de sol y cambia el riego de aspersión por el riego de goteo. También debemos procurar no tener plantas que exijan mucha agua, las más adaptadas al clima y las que menos consumen son las especies autóctonas.

Y un consejo más: no dejes que nadie diga “yo gasto el agua que quiero porque la puedo pagar”, ya que esa afirmación no es más que una falta de respeto hacia el medio ambiente.

Si quieres saber más acerca de este recurso en la isla, haz click aquí.

Otra página de interés:  www.gobmenorca.com

Anuncis